Páginas

martes

Goodbye Lucano


Adiós Lucano.

Que penita me dio empaquetar todo y marcharme de nuevo. Llegué a ese apartamentito hace ahora un año y medio con la vida destrozada en trocitos microscópicos y de a poquito me fui recomponiendo. Ahora me marcho de nuevo. A construir un nuevo hogar. Un hogar "en propiedad", el segundo. Seguro que éste no será tan sórdido, ni tan efímero.

De momento tendré que pasar unos días de transición en el pueblo de nuevo, pero espero estar pronto en el nuevo nidito -de momento- "sin amor" .