Páginas

domingo

Diciembre

Diciembre esperaba con el frío bajo el frío
sin reencuentros ni rutinas
con el mortecino hábito de la helada espera

Diciembre aguardaba vil
con recuerdos y mentiras
acechantes, insidiosas enemigas

Diciembre trajo versos y veneno
y mi saliva en tu cuerpo
y tu sangre por mi sien

Diciembre trajo tu hambre y mi sed
y las manos y el deseo
y la esperanza, otra vez

Diciembre espera y aguarda y trae
la sorpresa de tus besos,
el calor de nuestra piel.

Con el frío sobre el frío
y el veneno entre mis versos
y mi hambre por tu sed.

©José Luis Pineda Requena

6 comentarios:

lili dijo...

Qué bonito!!!!

Como me gusta Diciembre,como me gusta el frío,como me gusta el poema!!!

un besito

IRIS dijo...

Me encanta este mes, me encanta acurrucarme en el sofa con una mantita y ver pelis, me encanta la nieve, mi cumpleaños como no!, en Diciembre!!
Bello poema, el que has dedicado a este bello mes!
Un abrazo enorme amigo!!

AdR dijo...

Bonito poema que hace justicia al mes en el que vivimos. Yo soy incapaz de "poemar" así. Un abrazo

Capitán Alatriste dijo...

Hola Alicia, el frío. Que gran tema ese. Según que frío es hasta apetecible.

Iris, pues feliz cumpleaños! A mí diciembre también me gusta bastante.

Gracias adr.

Anónimo dijo...

Bonito poema, es duro asumir que un reencuentro es imposible y que sólo puede traer problemas y frío, mucho frío.

Capitán Alatriste dijo...

Hombre anónimo, estoy en total desacuerdo contigo.

Ni pienso que los reencuentros sean imposibles, ni que sólo puedan traer problemas ni por supuesto que traigan frío sobre el frío.

No es que yo sea un experto en reencuentros pero vamos, los que he tenido han estado en las antípodas de tu descripción. Son muy entrañables y cariñosos.

Pero me imagino que depende de con lo que o con quien te encuentres y en el momento en que lo hagas, claro. Puede que haya reencuentros como los que describes, imposibles, problemáticos y de frío sobre frío, pero que horror de reencuentros, ¿no?