Páginas

viernes

Desencuentros

Ella fue el amor del principio, eterno y a la vez tan frugal
En la mirada una niña, un corazón sincero, el alma sin par.
Un puede ser, un tal vez, ella quiso ser y no fue.

Él se entregó a otro amor, a otro cuerpo
se asomó al abismo de quien sueña despierto
a un cielo sin nubes, a un vivir sin amar

Y ayer, ella susurró...
- quiero ser
El viento que seca tu ropa
el aliento que quema tu cuerpo
la brisa que refresca tu piel.
Quiero poner mi vida en tu boca
ser el verso que aliente tu voz
quiero mirar y perderme,
quiero tenerte esta vez.-

Él perdió su mirada y la quiso querer.

©José Luis Pineda Requena
Córdoba, 25 de Agosto de 2005

1 comentario:

Daniellha dijo...

Bello Capitán...te felicito, te lo dice María de Castro.
Un beso.