Páginas

lunes

Océanos de tiempo

Ayer, de regreso de ese estreno de temporada en Madrid, por fin volví a ver la película, tantos años después. Y es un ejemplo de esos escasísimos donde a uno le gusta más que el libro. Es una maravilla lo que hizo Coppola con un libro de intriga y terror a secas.

Esta fue la escena que había en mi memoria y por la que llegué al libro:



Y esta otra una que había olvidado y que me parece que justificaría cualquier historia. Preciosa. Hala, a disfrutar.

3 comentarios:

Daniellha dijo...

José Luis...pueden utilizar palabras de amor, pero me da terror la cara del tipo.
Un beso.

desorden dijo...

Esa Winona que tanto me gustaba (quizás porqué me recordaba a un amor frustrado del instituto)

paqui dijo...

No sabia que te gustara esa peli, es mi favorita.